Buesa

Buesa en la provincia de Huesca; un excelente mirador hacia los Pirineos

Buesa es una localidad de alta montaña perteneciente al municipio de Broto en la provincia de Huesca. Está sentada sobre una pequeña cornisa que se forma en las faldas de la Punta Plana de Guliana y del Tozal del Bun, un emplazamiento muy privilegiado por las excelentes vistas hacia los valles y montañas de los Pirineos, tiene un casco urbano formado por una calle larga que comunica los cuatro barrios, uno de ellos se encuentra separado del resto a través de un barranco.

En este bello núcleo de la provincia de Huesca nacen muchos senderos hacia los rincones más especiales de los Pirineos, así que anímate a descubrirlos.

Artículo en construcción

Los rincones más especiales que puedes encontrar en Buesa y sus alrededores

En el casco urbano de la localidad oscense se debe visitar la iglesia de San Juan Bautista del siglo XVI, consta de dos naves separadas por una arcada, tiene capillas a los lados y una portada dovelada que se abre al sur. Otros atractivos que encuentras en Buesa son sus casas que datan del siglo XVII y XVIII. La mayoría de ellas tiene su fecha inscrita en el vano.

La privilegiada ubicación de Buesa le permite ser un excelente mirador hacia casi todos los pueblos y rincones del valle de Broto, por este motivo es que se considera como un muy buen punto para empezar con las marchas senderistas hacia lugares como, la sierra Trallata y el barranco de los Furcos entre otros. Este tipo de turismo de aventura también se puede fusionar con el religioso, pues de aquí parten romerías cada 2 de julio hacia la ermita de Nuestra Señora de Bun o Brun que dista a cinco km. del casco urbano. Si no se viene en esta fecha igual se puede aprovechar el trayecto para hacer deporte y visitar la ermita de estilo popular, muy cerca de ella se encuentra la fuente del Baño con sus aguas medicinales.